UncategorizedNota Explicativa #1 Sobre el Reglamento de Intermediación y Actividades Complementarias

Nota Explicativa #1 Sobre el Reglamento de Intermediación y Actividades Complementarias

Me he dispuesto a presentar una serie de artículos con explicaciones sobre el Reglamento de Intermediación y Actividades Complementarias, aprobado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero de Costa Rica en el artículo 11 del acta de la sesión 1259-2016. Publicado en el Alcance Digital N° 100 del 17 de junio del 2016. Consideramos importante que para este fin, pueda ir estudiando poco a poco dicho Reglamento. Esta serie de artículos es ideal para los inversionistas –nacionales o extranjeros-, Puestos de Bolsa, Agentes Corredores de Bolsa, Asesores de Inversión, Abogados, aspirantes a Agentes Corredores de Bolsa, etc.

Este Reglamento cubre un vacío.

Desde que entra en aplicación la actual Ley Reguladora de Mercado de Valores (en adelante LRMV), uno de los pilares para regular en pleno todo lo relacionado con «oferta pública», era precisamente esta reglamentación, la cual llega con más de 15 años de atraso y como consecuencia de muchas resoluciones y casos denunciados por inversionistas ante la Sugeval.

Por lo anterior, es fundamental, tener claro que es reglamentación pues implica la necesidad de «refrescar» no. solamente normas y procedimientos, sino formas de ofrecer y ejecutar negocios por cuenta de los clientes. Los Operadores del Mercado de Valores de Costa Rica se enfrentan ante un cambio más que literal, sustancial, respecto de su forma de hacer las cosas todos los días. Es esencial una mentalidad diferente que se abra a este cambio profundo, de lo contrario, asumirán riesgos de denuncia y demandas.

Su Contenido. Iniciamos.

TITULO I DISPOSICIONES GENERALES

Articulo 1.     Definición de servicios de intermediación de valores y actividades complementarias

Se definen como aquellos servicios o actividades prestados por parte de los intermediarios de forma habitual y a cambio de una compensación, directa o indirecta, con el objetivo de poner en contacto oferentes y demandantes de valores. Además, contemplan la prestación de otros servicios, denominados actividades complementarias.

Se consideran servicios de intermediación de valores los siguientes:

a)   Ejecución de órdenes por cuenta propia o de terceros en el mercado local, o su transmisión a intermediarios autorizados en la plaza donde se negocien los valores o instrumentos financieros que desean transarse.

b)   Gestión individual de portafolios.

c)   Recepción automatizada de órdenes.

d)   Acceso a plataformas de negociación directa.

Se consideran actividades complementarias, sin perjuicio de otras actividades que pudieran incluirse a futuro en este reglamento, las siguientes:

a)   Asesoría de inversión.

b)   Suscripción de contratos de colocación de emisiones.

c)   Referimiento de clientes.

d)   Custodia de valores.

Están sujetos a esta norma los puestos de bolsa y los bancos del sistema bancario nacional. En el caso de los bancos del sistema bancario nacional, estos no pueden prestar servicios de ejecución de órdenes en el mercado secundario local, en virtud del principio de concentración de mercado.

La actividad de custodia se rige por lo establecido en el Reglamento de custodia y sus acuerdos.

Los intermediarios pueden definir cuáles de estos servicios brindan y a quienes, pero su prestación debe ser realizada en acatamiento de las presentes disposiciones reglamentarias.

Cualquier empresa perteneciente a un grupo o conglomerado financiero que preste los servicios de intermediación de valores o sus actividades complementarias deberá cumplir con lo dispuesto en este reglamento. (El subrayado es nuestro)

Explicación.

El primer párrafo brinda un concepto de intermediación cuyo punto de partida es quien desempeña la función (el intermediario) y el objetivo de su actividad (poner en contacto oferentes y demandantes de valores). Sobresalen también los elementos de «habitualidad y compensación a cambio del servicio». Esto quiere decir, que si alguna persona, física o jurídica, llegara en algún momento a «poner en contacto a oferentes y demandantes de valores», pero en una forma casual (no habitual), no sería considerado ni intermediario y lo que hace tampoco sería intermediación. La vía de que la intermediación se realice en forma «directa o indirecta» no tiene contenido en la norma, de manera que serían analizados cada caso, con el fin de llegar a las conclusiones correspondientes de parte del Regulador.

Igualmente la norma y la reglamentación en general, contempla las denominadas «actividades complementarias».

La disposición indica cuáles son consideradas «actividades de intermediación de valores». No puede olvidarse lo que indica el artículo 56 de la LRMV para efectos de completar el menú.[1]

Luego hace una lista de «actividades complementarias», adonde podemos afirmar que NO es una lista «exhaustiva», porque agrega la expresión «sin perjuicio de otras actividades que pudieran incluirse a futuro en este reglamento».

La disposición deja claros como intermediarios típicos a los puestos de bolsa y a los bancos, con la salvedad de que estos no podrán ejecutar órdenes de inversión, como consecuencia del principio de concentración de mercado. Atiéndase a que se refiere a «los bancos» concretamente.

Deja claro que la actividad de custodia NO es parte de esta reglamentación.

Define la «libertad de escogencia» de parte del intermediario en cuanto cuáles de esos servicios brinda o a quiénes.

Final

Hasta aquí esta primera entrega.

Cualquier duda no deje de enviárnosla a williamch@wchyasociados.com o a williamchinchillasanchez@gmail.com

[1] ARTÍCULO 56.- Actividades de los puestos de bolsa

Los puestos de bolsa podrán realizar las siguientes actividades:

a) Comprar y vender, por cuenta de sus clientes valores en la bolsa. Para ello, podrán recibir fondos de sus clientes, pero el mismo día deberán aplicarlos al fin correspondiente. Si por cualquier razón esto no fuere posible, deberán depositar los fondos en una entidad financiera regulada por la Superintendencia General de Entidades Financieras, en un depósito especial y a más tardar el siguiente día hábil.

b) Comprar y vender, por cuenta propia, valores en la bolsa, cuando cumplan con los niveles mínimos de capital adicional y los otros requisitos establecidos, reglamentariamente, para esos efectos por la Superintendencia.

c) Obtener créditos y otorgar a los clientes créditos, siempre que estén directamente relacionados con operaciones de compra y venta de valores, incluida la prefinanciación de emisiones. Para estos efectos, los puestos deberán cumplir con los niveles mínimos de capital adicional o las garantías adicionales específicas y los demás requisitos establecidos, reglamentariamente, por la Superintendencia.

d) Asesorar a los clientes, en materia de inversiones y operaciones bursátiles.

e) Prestar servicios de administración individual de carteras, según el reglamento emitido por la Superintendencia.-

f) Realizar las demás actividades que autorice la Superintendencia, mediante reglamento.

Categories: Uncategorized

Comments

No Comments Yet. Be the first?

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *